19 de junio de 2008

Lo ÚlTimO


Miles de gotas esperan tu luz para hacer un arco iris
DrAgóN


Navegando nuevos horizontes

liquidez en tus ojos

TiaGo


Publicar entradaPoesía es uno mediando la sociedad binaria llena de ceros

AlExAndEr Elías


Todo por mi maldita soberbia

por permitir que reinara mi egoísmo

ahora solo queda esperar mi muerte

aunque mi alma se desvanezca

en los silencios de mi soledad.

Sami.




15 de junio de 2008

***
Un parche Colombian-pEople
que se sOya las palabras,
que inunda vidAs con fanTasías
y bomBardea corazones
a punta de imaginación y ternura
CALIdosa
***

13 de junio de 2008

SANTIAGO FERNÁNDEZ GONZALEZ

Una noche invadida por tus ojos
Vitrales de mi amor
Yago

OJOS BICHES

Me encaramo a tu árbol de mangos

Para bajar tus ojos biches

Y echarle harta sal a tus lágrimas

Veo cómo desde la pepa

El espíritu de los tiempos nos mira

-en silencio-

Pero me chupo el tiempo

–contigo-

Entro a tu mundo – desciendo por la verde profundidad de tu mirada

Adorno mi paraíso con el trigal de tus pestañas

Tiemblo con el viento que nace de ti

Yago





EN LA JUEGA

Un Visaje del cuasiamor



I
En la juega que eso fue en un concierto de rocker, más allá de la Loma, en los Cristales. Una noche tránsfuga, volada, pura Cali-dad. En un día que todavía no se lo inventan, pero que más o menos queda entre el jueves y el viernes; en los abriles de este trópico viche, de esta ciudad dilema, de esta CALIlvania de chupasangres que se deshacen al medio día con estos solazos tan calcinantes. Pero esa noche mi city estaba linda, ricura, fresquita. Y en el fondo una luna recién salidita, bella. Y yo con unos parceros del barrio, el parche Motita (así lo bautizamos) haciendo presencia en la escena. La música estaba maliciosa, pero no más la pillé se me olvidó el resto. Mucho lo mucha, más es demasiado. Qué niña. La pelada estaba delante mío. - Que se dice es de mí, no mío- -Eh, pero a mí me gusta como suena y punto y aparte- (Perdonará el lectorzazo pero decime como escribís y te diré quien sos).

En todo caso yo estaba atrás o ¿detrás? de ella; no, yo ya no sé ni dónde era que andaba. Eso sí, sin discusión es que era una flaquita linda. Un cuerpo fantasioso, deslumbre, puro sueño. Y sí señores, el Apolo llega por fin a Marte; arrancó la final de la copa; cójanse duro, que se volteó, me vio y la vi, y la vi y me vio. Viéndonos. Chupándonos a punta de ojo. Segundos. Conexión. Chispa por toda parte en ese dream teather caleño. Qué ojazos: directos, sinceros, prismacolor, lo vital, la esencia. 1100 voltios, me movió el piso de una, mucho amperaje. ¡Qué Corriente la de ese de río!

Pero bajémosle a los símiles. Cómo me van a salir con que Cali es un sueño atravesado por un río. Que vaya duerma el señor Carranza con su poesía, que esta es la ciudad de los caños. Caño ventiado. Y que no me venga a decir el capitán planeta que es que son aguas residuales. Puro caño con chulos y sus desperdicios. Los tengo fichados. ¿Siete ríos en Cali? Me la envuelven. Aguas de piedra, basureros, cagaderos. Puras canecas de aguardiente y bolsas de mecatos que arrullan a las piedras. Porque ese el único murmullo que se escucha, el único sonido que quedó de la natura. Y ni hablar del famoso río muerte, digo Don Cauca. Agua pujante que la exterminaron a punta de sevicia y venganza, la oscurecieron con tanta crueldad, sacaron toda su humanidad reprimida. Mutilados, desaparecidos, sicariados, baleados, torturados pa´lla van todos. No más es que los tiren desde el puente de Juanchito. Ahí se arreglan todas las cuentas. Y que el río se aguante el dolor, que siga siendo el desagüe de este matadero de ciudad, porque cuidado se ensucian estas calles y gentes tan antisépticas y tan importantes.

Yo no fumo, pero la pelada tenía cigarro y yo le hice la seña para que me regalará tabaco. Una sonrisa tramadora y me lo dio. -Vamos bien chino, eso es, frescolandia, frescolandia- me decía la voz de dentro. A la boca, una vez, dos, tres veces. ¿Y donde está el humo? Me lo trague. Se lo devolví. Se dio recuenta de la boleta. Sin embargo, analicé que la flaca estaba mascando chicle, entonces le hablé por primera vez en la night, lanzándome al ruedo sin capota ni banderilla, decidido por mi rabo y mi oreja: -¿Y no me da chicle?-. Sonrisa #2. Las mujeres no son bobas, y ella sacó uno de la cajita y me lo dio. ¡Casi!, pegó en el palo.

Con el pelo negro y largo, con un lunar en la frente, y unas cejas como tejidas. Ojos hechos con pincel. Esta pelada se me salió de un cuento hindú, pensé de una. Tenía unos labios de mandarina (y eso que ni sé cuales son esos, pero es que era mucha la imagen). Ella andaba en un parche con una pelada y dos manes. Le pregunté, por si las patas de la mosca, si era alguno de ellos el novio. -Son amigos, no tengo novio-. Listo, todos a la ofensiva. -¿Y vos cómo te llamás?- -Antonia. ¿Y usted?- Y empezó la labia, aunque a la hora de la hora yo no me las pico, porque no son ronchas. Mis amigos querían comprar vino y me dijeron que fuera a traerlo, y me pasaron cinco lucas . Le dije que me acompañara.

La noche andando y dando y musiquita al fondo. Hablamos y hablamos, ni me acuerdo de qué. Carreta al piso. Puro verbo y sustantivo con sus poderosos adjetivos. –Me tengo que ir, mañana tengo estudio- me dijo, en pleno partido. Entonces todos al contraataque, a salvar esto en el último minuto: –¿y no me va a dar del chicle que tiene ahí?-. Sonrisa #3, pero no me dio el chicle, me anotó su teléfono en una servilleta, y se fue a despedir de beso en la mejilla. Por un extraño acto reflejo mi cabeza se ladeó 37,5 grados al oeste y ahí fue cuando. Se rozaron las fibras y no aguantaron. Cortocircuito. A gastar saliva. A chupar trompa, dijo el elefante. Pura baba en la atmósfera, torrente marino en las lenguas. ¡Goooooool! Que golazo mijo, ¿si lo pilló? –Me llama- y se fue. Después de esa y del concierto me fui a pie hasta mi casa. Como tres horas a físico pie y ni me di cuenta. Pues no creía en nadie, estrenando novia, pensaba.

Derroche de amor. Esta ciudad es erótica, maestro. Usted va a comprar un pan y una leche a la tienda y lo atienden o lo seducen, yo nunca he diferenciado. -A la orden, mi amor -Está fresquito, cariño -Yo no fío, corazón -Tenga, papi, la devuelta. Esto es un descontrol. A uno lo viven enamorando todo el tiempo, un coqueteo en cada esquina. Y moteles es lo que sobran por estos lados. Aquí no se pierde el tiempo, estamos en Calilove y las cosas se dicen directo, si se gustaron, se parcharon y se cuadraron. Esta es la ciudad del amor y no hay que irrespetarlo, es lo que siempre me dice mi amiga María, pero no la de Isaacs, sino una vecina de por mi casa.

Aunque andaba feliz de la pelota no la llamé al día siguiente. Quedaba muy intensivo. Al segundo me animé pero no aguanta, hay que sufrir otro poquito. El tercer día fue. Ya lo había craneado todo, iba a estar frescón, un saludillo vago: quiubo, cómo van las cosas, en qué fue que quedamos la última vez, vamos a ver una película esta semana y que tal y que tales... pero contestó una señora y me dijo que cómo así, (quedó en silencio), que si no sabía que ella había muerto. -¿Qué?- Que si no había visto las noticias, que si no me habían avisado los amigos -¿Cómo así?- (lloró) Una bala
perdida saliendo de ahí de su casa a estudiar por la mañana. –No, cómo así- Quedó tendida en la puerta. Si mijo, hace dos días fue el velorio y ayer fue el entierro de Antonia, en el metropolitano. Quedé mudo, y un frío intenso empezó a llamearme dentro. Eso no podía ser. No. No. No. No. ¿Por qué? ¿Por qué? ¿Por qué? Maldita seas ciudad de mierda. Te odio, me odio por crecer en tus fauces.

Cali, sos maldita, maldita calígine. Puñaladas son lo único que sabes dar, vacíos y venenos tenés preparados para todos y cada uno de tus habitantes, una desesperanza más que va con vos, y este sol alcahueta que sigue pariéndose mal cada día en tu horizonte. Ciudad mediocre, filibustera, homicida, hijueputa ciudad.


II

El domingo me fui a Pance, pero arriba, bien arriba, donde no llegan todavía estos bípedos, en los que ya no creo. Fui a una cascada que conozco y a la que me hubiera gustado llevarte. Una caída de agua delgada y hermosa, como eras vos. Lloré y por un momento creí que mis lágrimas se escurrían por las piedras. Porque no te conocí, porque no supe qué era eso vital que no alcanzaste a decirme. ¿Por qué si eras tan llena de vida te tenía que tocar? Y vivitos y coliando tantos parásitos asidos en una ciudad que no merecen. ¿Por qué a vos te encontró la maldición?

Me dolés y ni siquiera pude quererte, te extraño y apenas te vi un día. Un recuerdo que toma la forma de una noche, una urbe taciturna llena de habitantes solitarios, y en el medio se me atraviesa una belleza, una pelada sublime, unos ojazos que me reflejaron el esplendor de esta ciudad abatida. Los amigos del parche me dicen que no me encinte, que no todo está perdido, que hay que volver a empezar, que la vida es un camino para seguir recorriendo. Que camino ni que huevonada, la vida son las personas y nadie tiene por qué arrebatárnoslas.

Yo sigo estudiando la lección de inglés en el Instituto los martes y los thursday, completó las horas y cobró el salario del trabajo que me conseguí en un colegio, me tomó unas cervezas los fines de semana en la loma con algunos amigos. Me toca seguir montando en papagayo y ver a la gente desde la ventana camellando la gota amarga por una aguapanela y un pan duro, porque aquí ni pal pandebono ni pal champús alcanza. Y no he vuelto al estadio a apoyar a mi mechita. Me toca deambular, seguir andando por estas calles condenadas, esquivando los charcos de sangre que se cuecen al medio día. Y que salpican de lleno la imaginación. Cuando puedo me como un cholado con harta lecherita en las canchas, para aliviar esta resequedad de existir, con nuevas amigas con las que salgo. Y cuando me toca me como todos los mocos de mi rabia frente a una ciudad injusta y criminal. Porque los muertos siguen cayendo. 2161 homicidios en el año, leí en un periódico el otro día.

La tormenta sigue. Pero me refiero a la lluvia que viene de arriba en esta madrugada, donde me levanto. Una borrasca eléctrica, donde se escuchan los rayos y centellean las descargas, después el palo de agua. Es un fenómeno hermoso, para qué. Es un privilegio extraño el poder sentirlo. Parece que esos de allá arriba no supieran que acá abajo, en la Calicanícula, ya se nos acabó el agua de los ojos. La lluvia inunda callejones y aceras, moja techos y perros y limpia vidrios, pero nada que empapa la aridez de ese poco de almas cansadas y errabundas.

Mañana voy a sembrar un mandarino, en un parque por mi rancho, para vos. Ya marqué el sitio. Ojalá algún día, en un porvenir mejor, crezca. Y de un fruto que refresque, como lo hace un querido recuerdo, a tanta amargura que desborda esta ciudad. En la juega que sí.

10 de junio de 2008

ALEXANDER ELIAS


WAITING
Estarse esperando
a que llegue el amor.
Como una primavera
Como un pedazo de sol
Y saber que está perdido;
como los fantasmas del
recuerdo
y
s
u
d
o
l
o
r
Estarse callado
anhelando una palabra,
de la mágica voz.
Y solo escuchar el viento
en silencio y ausencia.
Que es adios.
Estarse buscando
entre las nubes,
como a un astro que se escondió;
sin saber quien le prescindió
Estar sin estar.
presente en cada
s o l e d a d
Hablando al mutismo abiertamente.
Presto a escuchar una verdad.
Ignaro además que fugaz.
Sin notar que aún se es;
Lo que se dejó atrás.
Elias
MISERABLE

En realidad me siento miserable.
Sin escuchar el latir del corazón,
no entiendo el trinar del ave.
Voy ahogándome en la razón.

Me siento miserable.
No percibo mi propia pulsación,
el ruido de las ciudades
acalla toda plegaria, toda oración.

Como no sentirme miserable
si ignoro en verdad a la verdad.
Si dejo aniquilar el bosque.
Y a mí con él.


Desde la sombra en el recuerdo

Una caricia del viento esparce su luz

Los espectros de la alegría nos mueven a continuar

Nuestro rumbo hacia lo efímero

Elías


MMVIII
A MIS PADRES

Aprendí que la inocencia no se hereda.

Se conserva.
Que la verdad no se compra,
pues siempre sale cara.
Que la vida no se vende,
solo se regala.
Entendí que amor no es solo decir sentir,
es decidir.
Supe por fin que hay de tras del tiempo.
Pero eso me lo reservo.
Porque me enseñó a respetar.

Elias

video

4 de junio de 2008

POESIA COLECTIVA (A MUCHAS MANOS)

BLUES

Nos elevaremos por los campos…
Campos ajenos de hongos y de vacas
La muerte es la vida eterna
Una aproximación
Realidad de lo que pensamos
Deja que solo camine
Deja que solo me levante
Déjame en paz!!!
Lléname
Sáciame
Haz algo extraordinario
Que solamente yo lo pueda percibir, sentir
y disfrutar
Dame ritmo en la solidez de tu dulzura
Que empapa mis ojos
Y parece que llorara
Nos elevaremos por las nubes…
Y no somos humo
De Boston barato
Somos el acorde de una séptima
En Do mayor
Que suena en una guitarra sin cuerdas
Afinada bajo el agua

OCTUBRE O BREVE AMOR ETERNO

Mariposas flotando
Raudas sobre los helechos
y tu pecho desnudo…
La vida bohemia es la personalidad
De la poesía
Tan solo un buen vino abre tus ideas
¡Mujer, la cava nos espera!
Es el descubrimiento
Eso me dijo un amigo al cual estimo muchísimo
Hizo que viera este mes desde otro punto de vista
Ahora sé porque la conquista se produjo en Octubre
Allí muere el antes tuyo
Y empieza un presente continuo
Lleno de mundo
Es el diluvio de tu pecho
Ansío caminar a pico y pala
Por tus curvas empinadas
Que a fuego lento me consumen
Y me dejan sin aliento


NADA

Regreso de la nada a tus ojos
Regreso de la tienda a tus piernas
Pienso
Callo
Me rasco
Y la alergia no se quita
Me duelen ya las uñas
Absolutamente…
Caída libre,
Antigua borrachera…
Y nada
nada
nada,
en la botella
La mente es fría
Pero el corazón arde con sentimientos
Ahogados en la pena
Al pensar en dónde estás
Déjalo ya
Todo termino
Mañana tal vez sea un nuevo día
En donde la lluvia tal vez cesará
Es el no existir
Es no hacer
Es desperdiciar el tiempo
Y la vida
En nada

ENTIENDANLO

La vida no es tan fácil
Como para decir que no entiendes
Hay que saber que muero por…
No saber qué es vivir con la armonía
De las flores del campo
Pero a lo bien no es tan fácil
Vivir con la sonrisa de una ballena angosta
Flotante en los edificios
Y antes de que el sol escuche el cantar del gallo
Levantarme
Y Escribirte un poema
Algún día quise
Aprender a vivir la vida…
Y terminé
Viviendo la muerte a mil/hora
Se dan pasos en la vida
Pero cuidado con un hueco
Donde no se siembra nada


DULZURA

Fuego es lo que encontré
Cuando tomé el vino
Que bebí de tus ojos
Agua es lo que hallé
Cuando apagué mi llama en tus ojos
Ojos que me penetran y me dejan sin palabras
Que dulces y amargos a la vez fueron tus besos,
Tal vez más amargos,
que dulces...
Se duerme mi palabra con tu cocaína
La soledad compañera
De una profundidad melancólica
Subrealidad incoherente
Al querer mantener los hilos
Hoy como siempre
Mañana veremos qué pasará
Este es el día
La hora
De tener dulzura

Diego Lozano,
Alexander Muñoz,
Jhon Fredy G,
Jorge Saavedra,
Luis Gil,
Santiago F
Yudi Gómez
y los demás inadaptados de este planeta
Cali.
Una noche sin estrellas,
embebida en poesía,
http://letropolis.blogspot.com/
Octubre de 2007

LANZAMIENTO DE LOS LIBROS: VENTANA DE FRAGMENTACION Y ALIGEROS - ABRIL 08